Hoy me invitan desde Ellas 2.0 a hablar sobre Las Mujeres y la Tecnología y lógicamente lo primero que he hecho es mirar hacia atrás y reflexionar como la tecnología ha llegado a cambiar mi vida.

Mi primera conclusión es que las empresas deberían preocuparse por formar a sus emplead@s en las nuevas herramientas.

Cierto es, que la evolución de estos últimos 15  años ha sido tan impresionante, que a muchas de estas empresas les pilló fuera de juego y con la crisis los problemas se han multiplicado. El ir adaptándose a los tiempos es la mejor lección que deberían haber aprendido.

En los grandes diarios, que supuestamente son los mejor informados y preparados en medios tecnológicos, a mediados de los 90 todavía existían personas trabajando con las antiguas Olivetti y haciendo copias con papel de calco. No era raro ver por los distintos departamentos un pool de mesas donde cuatro personas compartían el mismo  ordenador.

Los teléfonos móviles eran patrimonio de los jefes de los departamentos y hablar de navegar en la red era poco menos que un sacrilegio si se realizaba en horas de trabajo.

Los que trabajábamos en un medio y dedicamos parte de nuestro tiempo a lanzar algún portal vertical o una TDT, eramos vistos como marcianos en aquella rígida estructura.

Conectarse con aquellos modem era perder la paciencia (y ahora nos quejamos del ADSL).

Si hablamos de formación a nivel Windows, creo que la mayoría aprendió de Word, Excel o Power Point a base de prueba error, a excepción de las secretarias, ya que al contratarlas se les exigían amplios conocimientos de “programas informáticos”.

Con este pasado, nos enfrentamos a un presente que deja al descubierto la falta de previsión y plantillas poco preparadas para afrontar el nuevo cambio en el que estamos inmersos.

Pero hoy estamos aquí para hablar de las mujeres y creo que las tecnologías no solo han abierto un nuevo mundo para nosotras, si no que se están descubriendo un montón de talentos antes ocultos.

Las mujeres se han lanzado a la aventura de “bloguear”, montar sus propias web , utilizan las redes sociales no ya para pasar el tiempo, si no como instrumento profesional.

Algunas de ellas han diseñado y creado sus propias redes. Participan en debates online activamente y defienden sus ideas ante una gran audiencia.

Por fin hay eventos organizados por grandes compañías, donde varias mujeres son ponentes extraordinarias hablando de tecnología e innovación.

Las más jóvenes han crecido utilizando todo tipo de herramientas y no entienden la vida de otra forma que no sea rodeadas de tecnología.

En la red si somos todos iguales, aquí no hay distinción por sexos o edades. Una persona es interesante o no por si misma, por sus conocimientos, por sus contenidos, por sus aportaciones, por su saber relacionarse .

La crisis ha suprimido muchos puestos de trabajo, pero gracias a la tecnología muchas mujeres se  han lanzado al emprendimiento. Han sacado lo mejor de si mismas y lo han puesto a funcionar.

Se han preocupado de aprender, de informarse y ponerse al dia y ahora nos encontramos con un elenco de mujeres muy bien preparadas que ocupan puestos directivos, dirigen perfectamente sus propias empresas o pertenecen a departamentos donde aplican su conocimiento de manera extraordinaria.

La tecnología en fin, ha venido para cambiar el mundo y en ese nuevo mundo las mujeres están demostrando que tienen mucho que aportar.

Tema del mes en nuestras Tribunas: Mujer y Tecnología