Este post fue originalmente publicado en Carmen’s Tales, el blog personal de Carmen Díaz Echauri. Carmen es programadora y vive en San Francisco. En estos momentos colabora con Rails Bridge (una organización que tiene como objetivo incrementar la diversidad entre la comunidad de desarrolladores ROR) en la organización de un seminario de Ruby On Rails en español para mujeres. Su testimonio, además de mostrar las ventajas técnicas de este entorno de trabajo del lenguaje de programación Ruby, nos da una perspectiva muy humana, muy femenina de lo que ha supuesto para ella el uso de esta tecnología a nivel personal y profesional.

«Recientemente, la organización Rails Bridge me pidió armar la versión en Español del curriculum RoR Workshop Outreach for Woman. Ha sido un honor para mí.

Cuando observo mi vida y mi experiencia en el campo de la tecnología, saco como conclusión que lo que debería importar es cómo contribuimos en una comunidad, empresa o en la sociedad como un conjunto en sí.

Hoy en día, existen aproximadamente 6.500 lenguas que se hablan en el mundo.  Personalmente,creo que los lenguajes de desarrollo y programación han constituido un puente entre sociedades de diferentes idiomas, ya que tenemos un nexo  y una forma cómun de expresar lo que es necesario para resolver un problema, sin necesidad de hablar el mismo idioma.

Sin embargo, hay veces que se nos presenta la oportunidad de hacer una contribución a la comunidad y difundir al mismo tiempo la diversidad a través de lenguas habladas y un lenguaje de desarrollo, como es este caso.

La diversidad y el balance homogénico en el área tecnológico ha sido un tema muy controversial en los últimos años. Existen muchas organizaciones avocadas a encontrar un balance. Rails Bridge es una de ellas.

Una de los objetivos de Rails Bridge es la diversidad, no sólo búsca la homogeneidad en la comunidad Rails sino también la diversidad. Tal es el caso, que está organizando un taller con el objetivo de integrar a la comunidad de habla hispana en la comunidad Rails.

He estado viviendo en San Francisco, CA por casi 4.5 años, cómo se expresan acá «ON and OFF». Mi media naranja :-) y mis amigos me preguntan frecuentemente porqué me gusta tanto Ruby on Rails. Si haces una búsqueda en Google, encontrarás miles de razones por el cual este framework es genial. Es un framework basado en el patrón Model, Vista, Controlador; escrito en Ruby, basado en prácticas ágiles, código claro y de bajo costo, es grátis y libre, reutilización de componentes, etc.

Sin duda todas ellas son razones válidas y muy importantes de tomarlo en cuenta al evaluar una tecnología. Pero mis razones van más allá de ellas. Mi experiencia como Software Engineer – mujer hispana — aquí ha sido bastante interesante e enriquecedora hasta se podria decir desafiante. A los un año y meses de mudarme a los EEUU, tuve un problema de salud que me afectó principalmente las articulaciones. En ese entonces, había empezado recién a trabajar con Ruby on Rails y todo lo relacionado a desarrollo web. Fueron meses muy difíciles para mí ya que estaba lejos de mi familia y no tenía ningún familiar cercano. El tratamiento fue bastante costoso y doloroso; tal es así que hubieron días en los que puede seguir programando gracias a la práctica «desarrollo en pares» cuando tipear era casi imposible para mí. Hoy en día, reconozco que gracias al trabajo que tuve como desarrolladora RoR pude costear extraordinarios gastos y sobrellevar aquel momento tan difícil haciendo lo que más disfruto, «programar». Estoy eternamente agradecida a los excelentes programadores que conocí, a su paciencia y mentorship y por supuesto a la compañia en sí.

Además, he conocido excelentes programadores en esta comunidad, divertidos y con perpectivas muy interesantes y he comprobado que las conceptos ágiles prácticados pueden ser llevados a la vida cotidiana.

La intensión es mostrar que existe una posibilidad para todos y que hay opciones disponibles. Este workshop patrocinado por RailsBridge es un buen comienzo para ello.»