Por Grace Sales (Fundadora, CardWIX)

Quizás, una de las partes más complicadas de poner en marcha un negocio es establecer adecuadamente el precio de tu producto o servicio. Antes de poner en marcha mi proyecto, pasé por duras semanas de investigación antes de establecer mi actual política de precios. Durante ese proceso, descubrí con sorpresa cuál era el rango de precios que se manejaba en mi sector. Encontré varias compañías que ofrecían precios muy agresivos. Entonces me pregunté, ¿por qué establecer el precio de mi producto en términos de sostenibilidad?

Seis consejos para establecer el precio de tu producto o servicio

Consejo #1 – Pregunta al mercado

Piensa acerca de como es demográficamente tu mercado. ¿Puede tu público objetivo pagar tu producto o servicio? ¿Está dispuesto a hacerlo? Como cliente puedes comprar cuando el precio se ajusta a tu presupuesto, pero estás dispuesto a hacerlo cuando existe una determinada necesidad a la que da respuesta la pregunta, ¿qué hay en este producto o servicio para mí? Trata de encontrar a personas que quieran ahorrar tiempo, dinero, que tengán un plazo que cumplir o simplemente que sean curiosos. Preguntales cuánto dinero estarían dispuestos a pagar por tu producto o servicio.

Crea una encuesta de cinco preguntas a través de SurveyMonkey, envía un mensaje de texto de una sola pregunta a tus amigos, reúne a un grupo de personas para charlar sobre el asunto, o llama a alguien que creas puede ayudarte a establecer el precio. En todos los casos, asegurate de que estas personas representan a tu público objetivo.

Consejo # 2 – Elige tu batalla

Los competidores directos son los que ofrecen un un servicio o producto similar al tuyo, los competidores indirectos son los que están fuera de tu categoría de producto o servicio pero dan respuesta a la misma necesidad que tú.Entiende bien esta diferencia y posteriormente estudia cuidadosamente sus modelos de precios. Puedes crear tablas que te permitan analizar con detenimiento cómo diseñan ellos su estrategia de precios.

Recuerda, tu precio no debe venir determinado por la cantidad de dinero que quieres ganar. El precio que tienen establecido tus competidores es un reflejo de lo que tu mercado está dispuesto a pagar por tu producto o servicio, no pases por alto ese dato tan valioso.

Consejo # 3 – Tus costes

Si vas a vender tu widget por unidad, ¿sabe usted cuánto te cuesta producir cada unidad? Si no vas a vender tomando como punto de partida ese unidad, ¿vas a hacerlo por lotes, por gramo, por letra, por hora? Elijas lo que elijas, escoge una unidad de venta que te permita calcular los costes que implica desarrollar esa unidad de producto o servicio. A partir de ahí, deberás calcular costes directos e indirectos y eso depende de cómo veas tú ciertos gastos a la hora de producir tu producto o desarrollar tu servicio.

Por ejemplo, un gasto de marketing puede ser directo o indirecto. No olvides otros costes como son gastos de personal, impuestos, hosting, copias de seguridad, desarrollo web, etc.

Consejo  # 4 – Conoce tu precio de supervivencia

El precio de supervivencia es el precio más bajo que puedes establecer para mantener a flote tu negocio. Después de tu investigación y análisis del mercado deberías poder responder a estas preguntas: si la competencia reduce sus precios, ¿sobreviviría tu negocio si tú también decides bajar los tuyos? ¿Cuándo puedes bajar tus precios antes de rendirte? ¿Puedes permitirte una estrategia freemium para ganar tracción y hacerte fuerte en tu mercado? Si no es así, ¿puedes hacer un recorte del 50% en tus precios sin perjudicar tu cuenta de resultados?

Ajustar tu precio de supervivencia afecta directamente a tus beneficios. Deberías conocer tus fortalezas y debilidades frente a tus competidores, esto te ayudará a mantenerte en el juego.

Consejo # 5 – Conoce tu precio óptimo

El precio óptimo es el precio más alto que puedes cobrar y conseguir el mayor beneficio neto.  Si eres el primero en el mercado, puedes aprovechar esa ventaja y facturar bastante en un corto período de tiempo. Sin embargo, ten en cuenta que de esta manera estás invitando a los nuevos competidores a bajar sus precios para un segmento determinado del mercado.

El tamaño del mercado, la demanda y los nuevos competidores que entran en el mercado son sólo algunas de las razones por las que tu precio se verá afectado.

Consejo  # 6 – Sé flexible

Tus clientes cuentan con distintos presupuestos. Algunos pueden preferir un pago por uso que establezca el precio sin coste adicional, mientras que otros estarán dispuestos a pagar más a cambio de beneficios adicionales o de un tratamiento VIP. Sé flexible y ofrece diferentes paquetes si esto es algo que atrae a tu público objetivo.

Si estás buscando la forma de compensar un precio reducido, sé creativa y trata de descubrir otras fuentes de ingresos relacionadas con tu negocio. Si puedes encontrar una manera de reducir costes sin sacrificar la calidad, entonces puedes transferir ese beneficio a tus clientes  a un precio inferior.

Sobre la autora : Grace Sales es la fundadora  de CardWiX, una empresa web que ahorra tiempo al transcribir los datos desde las tarjetas de visita y otros documentos convirtiéndolos a una hoja de cálculo. Antes de CardWiX, trabajó en un bufete de abogados en Nueva York y también en la ONU. Grace tiene un Master en Derecho y Tecnologías de la Información (LL.M.) de Stockholm University. Síguela en Twitter en @CardWiX.

Post original en inglés aquí