Por Laura Forrest (Marketing Manager, Mozilla)

¿No tienes una titulación en programación? No te preocupes. No dejes que eso te pare para fundar tu propia start up. Hay un montón de ejemplos de éxito de co-fundadoras no técnicas que no dejaron que el desconocimiento en programación les frenara de crear algo grande. Este es el caso de Victoria Ransom, cofundadora de Wildfire con Alain Chuard en 2008. Juntos tuvieron la idea y la transformaron en una sólida empresa de 140 empleados:

Victoria tiene una probada visión para los negocios, habiendo fundado dos compañías con anterioridad, que todavía siguen operando. Tiene un MBA por Harvard y ha participado como emprendedora en Highland Capital Partners. Tal como advierte, entre otros conocidos mentores, Bradley Horowitz, si no eres el mejor programador del mundo, por lo menos debes ser el mejor en algo, preferiblemente en negocios, Si no estás seguro de aportar las mejores ideas técnicas a la mesa, tienes que traer algo… Evidentemente esta claro de que Victoria lo hace.

De cualquier forma, ser dependiente de otros para construir tu producto, es excepcionalmente dificil. Profundizemos un poco más. He aquí tres claves de como tener éxito en construir tu producto, si no eres desarrolladora:

#1 —Enfoca tus esfuerzos

Victoria podía haber aprendido a programar. Podría haber invertido semanas o meses aprendiendo Ruby on Rails por su cuenta.
En vez de eso, decidió enfocar su esfuerzos en lo que significa desarrollar el core de su producto y reclutar los primeros clientes. Ella eligió dejar a los expertos desarrolladores construir el producto inicial.
Victoria aconseja «En una start up es crítico que contrates a los mejores de cada especialidad, y la excepción no deber ser hecha para los fundadores Así que, si el fundador no es una estrella de la programación o del diseño, o del marketing, debes encontrar gente que se centre en esas áreas y pueda añadir el máximo valor a tu negocio»

#2 – No escatimes en los costes de desarrollo.

En los comienzos de Wildfire, los precios de los desarrolladores en USA eran prohibitivos. Tenían dos opciones: o trabajar con una empresa de outsourcing o la búsqueda de los desarrolladores directos a distancia. Desde que trabajaban con empresas de outsourcing, tenían un coste extra por persona y además se incrementaba las posibilidades de que rotara ese desarrollador. Victoria decidió buscarlos por su cuenta.

Encontró dos fantásticos desarrolladores que vivían en Estonia a través de la web Working with rails. Este site especificaba y tarificaba a cada desarrollador, haciendo fácil la selección de los posibles candidatos. Aunque esta opción era más cara que con una empresa de outsourcing, Victoria consiguió trabajar directamente con un equipo de dos expertos en Ruby de alta calidad.
Victoria cuenta que «fuimos advertidos cuando empezamos Wildfire que un buen desarrollador puede ser diez veces más barato a la larga que el valor de un desarrollador mediocre. En realidad descubrimos que un mal programador puede ser más dañino que bueno y sin ninguna duda es más rentable pagar por una programación inteligente, productiva y fiable, incluso si cuesta muchísimo más».

Si Victoria hubiera escatimado en los costes de desarrollo, habría costado a Wildfire mucho más tiempo y dinero a largo plazo.

#3 — Proceso de selección: Entrevista a fondo a los candidatos

Para estar segura de que este equipo de desarrolladores realmente estaba preparado para lo que ella necesitaba, Victoria contrató a un programador web local que les hiciera la entrevista por ella. El desarrollador les entrevistó, comprobó y chequeó código desarrollado por ellos. Este proceso resultó y estos desarrolladores forman ahora parte del core team del proyecto

Conclusión

Si eres buena en negocios y por contra, una mal programadora no te detengas. Tareas cruciales como gestión, recaudación de fondos, y diseño de productos son necesarias también en una start up. Puedes desperdiciar cientos de horas para convertirte en una programadora mediocre ¡No! en vez de eso trabaja duro para encontrar co-fundadores tecnológicos o externalizar la tecnología, y enfoca en llegar más lejos con tus otros super-poderes.

 

¿Quieres construir un nuevo modelo de empresa digital y transformar ideas innovadoras en proyectos sostenibles?

Participa en la II Edición de Ellas BizLab, la «tranquilizadora» de empresas promovida por Ellas Al Cuadrado. Durante la Primera Edición de Ellas BizLab hemos acompañado a 60 emprendedoras explorando el modelo que promueve la #SlowStartup y ayudado a 10 de ellas a lanzar productos y servicios digitales listos para venderse.

La Segunda Edición de Ellas BizLab dará comienzo en abril de 2017. Si estás interesada en ser una de las 20 emprendedoras seleccionadas, puedes solicitar tu participación a través de este formulario.