Principios para desplegar todo tu potencial

Por Tara Sophia Mohr (Fundadora, Wise Living)

Soy coach de mujeres extraordinarias, brillantes, llenas de talento. La mayoría de las veces no son conscientes de su brillantez. Están seguras de que no están preparadas para asumir esa gran responsabilidad y están más preocupadas de lo que no saben hacer que de lo que sí. Están esperando a alguien que las valide, las promueva o las descubra. ¿Te suena de algo? Es hora de pisar el acelerador, mujer brillante.

Aquí tienes 10 principios básicos para conseguirlo:

 

#1 – Haz un pacto

Nadie va a construir por ti la vida que deseas. Ni siquiera nadie va a ser capaz de entenderla completamente. Éste es tu juego, haz un pacto contigo misma para ser tu mejor amiga a lo largo del camino.

#2 – Imagina

¿Cuál es tu vida ideal? ¿Cuál es ese suñeo que ni siquiera te planteas porque es demasiado irreal, frívolo o loco? Empieza a visualizarlo. Ése es el primer paso para lograrlo.

#3 – Grita

Comienza por poner en práctica cosas que te hagan gritar y que permitan que tu adrenalina fluya. Tus miedos y tú yo más crítica saltarán como un resorte dentro de ti. Es normal y está bien. Cuando escuches esa voz interior una y otra vez, recuerda, es una mentirosa y una miedosa que sólo trata de protegerte de un riesgo potencial que puede ser real o no. Asómbrate, aprende lo falsas que pueden llegar a ser la historias que te cuentas a ti misma y lo fácil que puede ser conquistar tus miedos.

#4 – Hazte una coraza

Si asumes riesgos,conseguirás una gran ovación de los demás y algunas veces, que te lancen tomates. ¿Puedes pensar en algún lider o alguna innovadora que admires que no cuente con fieles defensores y firmes detractores? Acostúmbrate a ganar y a perder, al dolor y a la gloria, a ser ignorada y a que la gente te preste atención. Deja de lado la necesidad de gustar a todo el mundo y de que todo el mundo te considere una persona estupenda.

#5 – Sé una idiota arrogante

Por supuesto se que no lo harás, porque no lo soportas, pero por favor, trata de serlo un poquito más. ¿Sabes esa gente que es capaz de compartir sus ideas sin pararse a pensar y consiguen que los demás les presten atención como si se tratara de un gran acontecimiento cuando en realidad no hay nada firme detrás de lo que cuentan? Sé un poco más como ellos. Aunque sea un poquitín. Seguro que puedes soportar dar un pequeño paso en esa dirección.

#6 – Cuestiona esa voz que no para de decirte “Aún no estoy preparada”

Lo sé, lo sé. Por ser tan brillante, eres consciente cada día de que podrías estar mejor preparada. Te das cuenta de que cada parte de tu idea no es perfecta todavía. Mientras esperas sentada en tus ideas a estar preparada y a conseguir más experiencia, nuestros amigos del principio número cinco están siendo considerados como visionarios dentro del sector, logrando objetivos y viendo como sus ideas se convierten en realidad. Y ellas no están más preparadas que tú, incluso puede que lo estén menos. Salta a la palestra ahora y empieza a jugar de verdad. Descubre cómo estás de preparada.

#7 – No esperes recibir un Óscar

No esperes ser admirada, validada o alabada. No esperes a que llegue alguien y te dé permiso para liderar. No esperes que nadie te dé voz y voto. Nadie va a descubrirte (bueno, realmente sí que lo harán, pero paradójicamente sólo despues de que te decidas y optes por dar el paso y te aproximes al liderazgo, te atrevas a hablar y a hacer esas cosas que te aterorizan).

#8 – Filtra los consejos

Las mujeres más brillantes están siempre dispuestas a recibir un consejo. Queremos feedback y guía. Bien, pero asume que algunas personas no van a ser capaces de entenderte y alinearse contigo (en la mayoría de los casos porque estarás hablando de cosas nuevas y fuera de tu tiempo). No encajarás con algunos y otros se sentirán intimidados. Estarán los que traten de hacer con tu idea sólo lo que es interesante para ellos y les beneficia directa o indirectamente. Así que interpreta los consejos con cuidado. Pon a prueba la guía que te ofrecen los demás y evalúa el resultado, en lugar de dar crédito a todo lo que te dicen.

#9 – Recupérate y reinicia

Si empiezas a hacer cosas que te hacen gritar, para las que no estás preparada, si comienzas a ser un poco más idiota y más arrogante, vas a alejarte sin duda de tu zona de confort…, muchísimo además. Así que de manera regular, trata de hacer cosas que te hagan sentir segura, arropada y que te permitan recuperarte. Desahogaté con tus amigos cuando lo necesites, sé consciente de los pasos que has dado, echa un vistazo a tu “depósito de riesgo” para asegurarte de no quedarte sin “gasolina” para seguir asumiéndolos y cuando veas que está en niveles mínimos, para, recuperaté y pon los contadores a cero.

#10 – Dile a otras mujeres lo brillantes que son

Hazles saber el talento que ves en ellas y por qué son tan especiales. Invitales a actuar y a liderar. Diles que están preparadas. Evita decirte a ti misma eso de  “yo me esforcé y sufrí por el camino, así que ellas también deberían experimentarlo”. Y sobretodo, trata de no pensar que todo esto te va a llevar demasiado tiempo, lo cierto es que lo que obtienes a cambio es enorme y valioso.

Despeja el camino y empieza a caminar con valentía.

Photo credit: Victor1558 on Flickr.

Sobre la autora: Tara Sophia Mohr is la Fundadora de Wise Living. Es experta en liderazgo femenino. También es fundadora de  Playing Big , un programa global de liderazgo para mujeres. Síguela en Twitter en @tarasophia.

English version here