WIN-WIN es una iniciativa “Mujeres invirtiendo en Mujeres” creada por Calvert Foundation.

Por Alex Goldmark (Escritor, Good Business)

La mayoría de las personas que quieren cambiar el mundo y sacar un beneficio no tienen dinero suficiente para invertir en el creciente número de  fondos de inversión que impulsan proyectos con un alto impacto social, pero ¿y si sólo necesitaras 20$ para invoucrarte?

Ésa es la idea detrás de WIN-WIN, el Women Investing In Women Initiative, creado por Calvert Foundation que tiene como objetivo mejorar la vida de las mujeres a través de inversiones que provienen también de mujeres. “Estamos intentando popularizar inversiones de impacto para hacerlas accesibles a todo el mundo” cuenta Lisa Hall, CEO de Calvert Foundation. “Se empieza a tener en cuenta el poder económico de la mujer, no somos una audiencia totalmente ignorada, pero en el mundo de la inversión hay aún mucho camino por recorrer”.

Calvert Foundation  pretende recaudar 20 millones de dólares a través de WIN-WIN. Calvert prestará el dinero a negocios que tengan a mujeres como clientes principales, grupos de microfinanzas que prestan dinero a mujeres o mujeres que dirigen pequeños negocios. El dinero también podría utilizarse para impulsar el cambio por motivos de género en otros negocios.

Cada centavo del dinero va a la inversión propia,” dice Hall. Una corriente independiente de donaciones cubre los costos operativos, con unos $100 en regalos aprovecha $500 en inversiones. Fundaciones y corporaciones han apoyado el soporte inicial. El interés pagado sobre el préstamo a la fundación se destinará a los inversores.

Un retorno máximo del 2% de la inversión no puede ser tan alta como otras oportunidades de inversión, pero Hall espera que los inversores estén motivados por la causa tanto como como con los beneficios. Las mujeres empresarias reinvierten en sus comunidades más que los hombres que  ganan la misma cantidad, creando un efecto multiplicador más grande.

En algunos casos, las mujeres s han demostrado ser más productivas: Cuando las mujeres poseen la misma cantidad de tierra que los hombres, por ejemplo, el rendimiento de los cultivos es de aproximadamente 10% mayor.

Entre los destinatarios del capital inicial se incluyen las instituciones financieras de desarrollo comunitario Valley Economic Development Center de California y el fondo de de autoayuda de capital riesgo, Self-Help Venture Fund, en Carolina del Norte. Valle EDC presta a las pequeñas empresas, la mayoría de los cuales son propiedad de mujeres. Self-Help proporciona capital para las guarderías y viviendas asequibles para las mujeres. El 75% del dinero recaudado a través de WIN-WIN es para financiar empresas de EE.UU.; el resto para las mujeres centradas en proyectos en el extranjero como las microfinancieras en el Banco Mundial de la Mujer.

Desde que Win-Win  puso en marcha en las Naciones Unidas en el Día Internacional de la Mujer hace unas semanas, se han recaudado más de $ 300,000 de 64 inversores, la mayoría de ellas nuevas para ambos,  la inversión de impacto y Calvert, dice Hall. Mientras algunos ponen tanto como $ 50.000, otros pagaron tan poco como $ 20 – una barrera admirablemente baja de la entrada.

Aunque los brokers se enfrentan a ¢1000 como mínimo, los inversores informales invirtien online a través de Microplace.

Es este entorno de bajos tipos de interés, lo que hace de WIN-WIN una viable alternativa a una cuenta de ahorro, mientras no planees sacar el  el dinero de entre uno y cinco años.

Y ese tipo de plan híbrido podría representar la primera ola de inversiones de impacto de baja barrera para la gente todos los días ya que la industria toma forma y empieza a soñar en grande.

Foto: Calvert Foundation

English version here