El valor de la innovación es cero hasta que alguien quiere comprarlo

Por Teresa Gozalo (Co-Fundadora de Ambiox Biotech y  Co-host en (Founder Friday Madrid de septiembre)

La innovación es ciertamente la única manera que tenemos de salir de la crisis económica en España. No podremos competir nunca más en otras áreas como una fuerza laboral con salarios más bajos que los de nuestros vecinos y obviamente el estado real o ser un destino turístico no está haciendo crecer nuestra economía.

Así que, ¿qué nos queda? La innovación es vital para el crecimiento económico y va ligado a la actividad emprendedora. No importa si esta actividad es creada en una empresa o como un emprendedor independiente. En ambos casos, la responsabilidad fundamental del emprendedor en el proceso de innovación es convertir los activos de bajo rendimiento en eficiencia para mejorar la rentabilidad de la inversión. Los emprendedores crean valor aprovechando oportunidades que terminan en innovación.

Sin embargo… ¿qué determina lo que es innovación real? La innovación está determinada por el mercado. Entonces, el señor Mercado decide qué evolucionará finalmente como un producto que la gente percibirá con valor añadido y calidad y decidirá si pagarlo. Básicamente, la innovación es el resultado de un emprendedor ejecutando una idea creativa que la gente está motivada a comprar.

A veces es difícil predecir la voluntad de la gente de pagar por una idea creativa porque deberíamos analizar otros elementos que influyen en el comprador: competidores, precio, si la idea se dirige con precisión a un problema o simplemente lo hace adecuadamente a la necesidad del cliente.

Ayer acudí la conferencia del MIT M+Vision, y el orador Peter Farrell nos recordó algo básico una vez que han transferido tu innovación y creado tu empresa. Mirar siempre a tres cosas muy importantes para mantener a tu compañía en lo más alto: la satisfacción del clientela satisfacción de los empleados y el flujo de fondos. Realmente creo que esta es la clave para el éxito; manteniendo estos tres pilares es difícil no alcanzar el triunfo.

Añadiría un cuarto pilar si lo que quieres es conquistar el mundo: piensa internacionalmente; de esta manera llegarás a un mayor número de clientes y si tu negocio crece lo suficientemente rápido ganarás ventaja comparado con posibles competidores.

Otro gran orador, Julio Mayol (@juliomayol) nos habló de la importancia de no solamente ser un buen líder, sino también de tener seguidores, porque “el primer seguidor convierte e un loco solitario en un líder”. Se explica en un gracioso vídeo de Derek Sivers que la importancia de nutrir a los primeros seguidores o clientes como iguales para iniciar un movimiento o tu propia start-up.

Resumiendo este post en una gran frase: el valor de la innovación es cero hasta que alguien quiere comprarlo… ¡A por ello!

Sobre la autora: La necesidad de poner en marcha un plan de negocio para poder introducir un producto innovador en el mercado fue lo que motivó a Teresa a fundar y dirigir la empresa Ambiox Biotech. Esta compañía, que ha surgido a raíz de su trabajo en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, tiene como objetivo frenar el impacto del SIDA con nanotecnología. El producto en el que centra sus investigaciones es un gel microbicida con el que los individuos que lo usen podrían protegerse a sí mismos de la infección del virus VIH durante las relaciones sexuales. Gracias a su trayectoria profesional, Teresa fue galardonada el pasado mes de octubre con el premio TR35 Spain 2011 a la innovadora solidaria del año. Síguela en Twitter en @TeresaGonzalo.

Este post fue originalmente publicado en el blog de Opinno