“Es esencial para la industria atraer a personas con habilidades extraordinarias para la tecnología y además mantenerlas para poder beneficiarse desde la actitud hacker del desarrollo de una idea, hasta ejecutarla rápidamente e interactuar en ella; y no sólo construir lugares que simplemente muestran la estética pero nunca evolucionan”

Por Karin Levi (Fundadora & CMO, JustUs)

Cuando era una pequeña, me encantaban los juegos de aventuras (quest games). Sam&Max, Monkey Island e Indiana Jones eran mis mejores amigos. No hace mucho, alguien me dijo que las cosas con las que nos relacionamos en la infancia tendrán un enorme impacto en nuestras vidas como adulto. He buscado en el diccionario la definición de “quest”: “la acción o intención de buscar o perseguir algo”. Creo que es una de las definiciones más acertadas de un emprendedor.

Me llamo Karin Levi, tengo 24 años, vivo en Brooklyn (aunque provengo de Israel) y tengo una startup con mis dos socios. Déjame contarte un poco sobre la búsqueda personal, llamada  Weesh, que llevo realizando estos últimos 11 meses. Una de mis compañeros en esta aventura es Ofir Beigel. Nos conocimos en el “Programa Zell de Emprendimiento” de la universidad. En mi ultimo año de carrera, trabajamos codo con codo y vimos que teníamos buena química. Sólo para que te hagas una idea, si yo decía blanco, él decía negro y al final se transformaba en dorado. Juntos, comenzamos la primera pieza de nuestro juego, que estaba surgiendo con una idea brillante.

Desde el principio, sabíamos que queríamos enfocarnos en el área de las relaciones personal. Los dos pensamos que es uno de los campos más interesantes y aún así, hay algo pendiente en el mercado en el que “el amor se encuentra con la tecnología”. Habíamos buscado mucho y teníamos muchas ideas; cada semana explorábamos alrededor de quince ideas diferentes en relación a este campo, desde las más pintorescas (¿un novio virtual?) hasta las más complicadas. Después de mucho pensarlo, elegimos y desarrollamos una version realmente muy simple de la idea ganadora, conseguimos un resultado y ya estábamos listos para nuestra próxima misión en la búsqueda: financiar nuestra startup.

Fue una etapa llena de desafíos. Mientras visitábamos y presentábamos nuestra idea a inversores, nos dimos cuenta de que faltaba una pieza clave para nuestro equipo: un gran CTO  que pudiera llevar nuestro producto un paso más allá y completase nuestras habilidades. Encontrar un buen CTO en Tel Aviv que tuviese talento, desempleado y que encajase en el ADN de nuestra compañía fue casi imposible. Afortunadamente para nosotros, la respuesta estaba justo delante de nuestras narices. Mi mejor amigo de la infancia, Amit, estuvo en el lugar adecuado, en el momento correcto. Amit se unió a nosotros y ahora somos un triángulo completo: el lado empresarial, el lado del marketing y el lado del producto. Habíamos completado la primera parte de nuestra búsqueda, estábamos a mitad de camino; teníamos una idea genial, un equipo fantástico, no teníamos dinero, pero con nuestro nuevo fichaje teníamos mucha más confianza de encontrar la financiación y pasar al siguiente nivel del juego.

Hace tres años estaba en una clase que impartía Jeff Pulver. Disfruté un montón y mantuve el contacto con él, sin ningún motivo especial. Así es como son las búsquedas: acumulas cosas sin saber para qué las podrás usar. Cuando escuché que Jeff venía a Israel, pensé que quizá podría unirse a la búsqueda. Jeff es una buena baza para cualquier startup ya que tiene un amplio conocimiento de la industria, muchos contactos y lo más importante, realmente cree en sus inversiones. Fue amor a primera vista, y ahí estábamos, abrazando a nuestro nuevo miembro de la familia.

Aprendí un par de cosas sobre el pitching a los inversores. Hay dos tipos de inversores: los creyentes (los que se enamorarán de tu idea) y el otro tipo (“muéstrame los beneficios”/tipo ROI). Ambos tipos se fijarán mucho tanto en el equipo como el producto. El primer tipo de inversores se adapta mejor a nosotros.

Idea, Equipo, Inversión

Parece que la búsqueda está lista para el siguiente objeto: el producto. Al menos un mínimo producto viable (MVP) que nos ayudará a ver la reacción del mercado. Cuando diseñamos el producto y creamos la empresa me di cuenta una y otra vez de lo increíble que es cómo personas que no son buenos amigos o familia te ayudan; ya sea con oficinas (gracias a Genesis VC por permitirnos trabajar en su espacio), diseñadores (gracias a tantas asesorías con otras startups) o con contactos. Hay una fantástica comunidad de alta-tecnología de la que estoy orgullosa de formar parte. Ir a estas reuniones me demuestra cada vez más que no hay nada que reemplace a las interacciones personales, cara a cara. Cuando toda la comunidad participa en su propia búsqueda personal, llega a parecerse al karma; todos tratando de dar pistas porque no sabes desde dónde puede venir la buena y llevarte al siguiente paso en el juego. Para mí, éste es el secreto de esta comunidad.

En este momento estamos encaminados hacia el siguiente paso, que consiste en alcanzar nuestro mercado y tenemos mucho camino por delante. Ofir, Amit y yo estamos en NYC participando en el programa de aceleración de la Dreamit Ventures y lanzaremos nuestra app para iPhone, Weesh, esta semana. Si tuviese que describir mi vida en los últimos once meses, la describiría como la mejor búsqueda que he hecho nunca, donde el viaje no es menos importante que el objetivo. Nos encantaría verte participar en este viaje y escuchar tus opiniones en Weesh.

 Sobre la autora: Karin Levis es Co-Fundadora y CMO de JustUS, creadora de Weesh, una app para móviles que te permite compartir y descubrir cosas que quieres hacer en pareja. Anteriormente, Karin trabajó hacienda investigación de mercado y como promotora de Relaciones Públicas para productos comprometidos con el medioambiente. Karin también ha trabajado como Analista de la Ciencia del Comportamiento y en marketing en Internet. Vive en Brooklyn, New York. Karin tiene una licenciatura en Administración de empresas y un Máster en emprendimiento y marketing. Síguela en Twitter @karinlevi.

English Version Here

Photo credit: Lina Hayes on Flickr.