Mi marido Phil y yo  llevamos más de 14 años felizmente casados y asociados

Por Nellie Akalp (Co- Fundadora y CEO, CorpNet)

Como emprendedora incansable, conozco a la perfección los frenéticos entresijos de montar un negocio. Smartphones que no dejan de vibrar con emails, una llamada telefónica tras otra, el cerebro siempre en modo “extremo”. Es intenso. Pero poner en marcha un negocio con tu esposo, puede llegar a serlo aún más.

Mi marido Phil y yo llevamos más de 14 años felizmente casados y asociados en el mundo de los negocios. Vendimos nuestra primera empresa a Intuit en 2005 y actualmente dirigimos CorpNet, un servicio de archivo de documentos online que ayuda a otros emprendedoras a empezar, proteger y administrar sus negocios. Durante estos 14 años, hemos luchado por no volvernos locos y divertirnos en el proceso. Aquí hay algunas cosas que he aprendido para mantener el equilibrio en nuestras vidas como esposo/esposa y socios:

#1- Deja a un lado los negocios mientras cenáis

Con cuatro hijos pequeños, está prácticamente garantizado que no hablaremos de los problemas de la empresa durante la cena. Sin embargo, incluso antes de que nuestros hijos aparecieran en escena, Phil y yo pusimos mucho empeño en abstenernos de tratar de los problemas de negocios en la cena. Es el único momento del día en el que nos tomamos un claro descanso y dejamos de ser “socios de negocios”. Creo que esta sencilla regla nos ayuda a mantenernos sanos y polifacéticos, tanto individualmente como en pareja.

#2- Reserva una noche para tu pareja (como si fuera una reunión de negocios)

Cuando diriges tu propio negocio, especialmente con tu esposo, tienes que hacer un enorme esfuerzo para encontrar un poquito de tiempo y reunirte con un cliente importante. Lo mismo debería pasar a la hora de pasar tiempo con tu esposo. Hasta ahora, Phil y yo intentamos con todas nuestras fuerzas tener una noche para salir juntos cada semana. Sé que siempre hay muchas cosas que hacer y es muy fácil renunciar a sacar tiempo para ti mismo “sólo esta semana.” Pero tener este tiempo especial juntos es vital para recargar las pilas, para vosotros y vuestra relación.

 #3- Acepta que separar por completo es imposible

Separar negocio de vida familiar es importante, pero no siempre será posible. Y eso está bien. De vez en cuando, Phil y yo nos damos cuenta de que la oficina es el único sitio en el que podemos hablar de temas importantes sin que los niños interrumpan.

Cuando hablamos de vida familiar en la oficina, nos aseguramos de hacerlo sólo cuando es oportuno. E incluso más importante que eso, es que tratamos de adoptar una cultura de trabajo en la que nuestros empleados se sientan cómodos ocupándose de algunos problemas personales en la oficina cuando es necesario.

Sobre la autora invitada: Nellie Akalp is co-fundadora y CEO de CorpNet, , un servicio de archivo de documentos online donde ayuda a otros emprendedores con los documentos legales para formar sus nuevos negocios. Fundó su MyCorporation.com con su marido en 1997 (vendida a Intuit en 2005). Es una apasionada emprendedora, defensora de la pequeña empresa y madre de cuatro niños. A través de sus diferentes empresas y negocios, Nellie ha constituido más de 100.000 empresas y Sociedades Limitadas (LLC) en los Estados Unidos. Síguela en Twitter en @corpnetnellie.

English Version Here