Toma tus propias decisiones, sé la dueña de tus errores, haz un montón de preguntas

Por Katherine Von Jan (Fundadora y CEO, RadMatter)

“Para conseguir resultados diferentes, tienes que hacer las cosas de manera distinta.” Este fue el lema del Coronel para la Innovación de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, Rolf Smith. Tenía veintipocos cuando lo escuché por primera vez y aunque en ese momento no me di cuenta de la importancia de su frase, ha sido la historia de mi vida.

Fui la chica que siempre hacía las cosas de manera distinta. No sé si realmente fui valiente. No era consciente de que otra gente tenía sus normas y expectativas acerca de cómo se debían hacer las cosas. Y siguiendo mi propio camino, las cosas siempre han funcionado mejor de lo que esperaba.

Fundar RadMatter fue vocación y despertar. Me di cuenta que había sido arrogante en etapas anteriores, nunca queriendo fracasar pero tampoco teniendo miedo al fracaso. Por primera vez quería saber exactamente “cómo se hacen las cosas” para poder hacerlas “bien”. Empecé a buscar y seguir los conocimientos de otros en el mundo de las Startup. Y este fue el problema. Empecé a hacer lo que se esperaba, a tomar decisiones basadas en lo que había funcionado para otros en otros contextos con otro equipo en otro mercado. Cuanto más sucumbía a “cómo se hacen las cosas” por miedo al fracaso, más empezaba a perder mi base y, sí, mi energía interna. Luché entre honrar a todos aquellos compañeros brillantes que me aconsejaban generosamente y mi interior que gritaba “hay otra manera diferente”. Y después entonces llegó un momento de lucidez liberador cuando resurgió el mantra de Rolf: “Para conseguir resultados diferente, tienes que hacer las cosas de manera distinta.” Nosotros, en RadMatter, no estamos haciendo algo que se haya hecho antes. Otras personas han empezado negocios, pero no este negocio. ¿Cómo podríamos seguir las tácticas de alguien? Si hubiese un libro con las tácticas a seguir, no se llamaría tomar decisiones. Y no se necesitaría liderazgo.

Mujeres, innovadoras, líderes, sólo triunfaremos con convicción. Jobs, Zuck, Pincus, Huffington no tuvieron un manual de instrucciones. Tanto si tuvieron problemas o no, hicieron las cosas de manera diferente. Tienes que tomar decisiones en el momento necesario, quizás no las entenderán todas las personas que a ti te gustaríaa y que quieren que consigas triunfar. Hace falta mucho coraje y convicción para hacer lo que sabes que es correcto.

Estas son 7 claves para enfrentar con valentía el momento de tomar decisiones:

  1. Busca consejos diferentes.  Ten claro que estás en proceso de exploración y habla con todo tipo de inversores relacionados con tu búsqueda. Clientes, usuarios, expertos en la materia, inversores, emprendedores de éxito, escritores, periodistas, camareros… Pregunta y escucha y siempre ofrece algo apropiado a cambio.
  2. Encuentra tus propios patrones. Deshazte de tu ego y deja que aparezca lo importante. Hazlo sólo o con otros. No intentes buscar respuestas porque quizás todavía no estás hacienda las preguntas correctas. Date cuenta de lo que hay.
  3. Formula la necesidad. Averigua qué es lo que necesitas saber exactamente y cuáles son las implicaciones. ¿Qué harías si tuvieses la respuesta a la pregunta? (¿Vale la pena encontrar la respuesta a ESA pregunta?) Compruébalo con tu equipo.
  4. Pregunta a los expertos para una comprobación realista. Averigua quienes son las tres personas principales que te gustaría que contestasen tu pregunta. Si no puedes contactar con esa gente, intenta buscar alguien similar, en el mismo contexto. Comparte tus preguntas, las implicaciones y cualquier respuesta que ya haya surgido.
  5. Fíate de tu instinto. Conoces la solución aunque no quieras admitirlo. Pon por escrito tus decisiones aunque pienses que no importan. (Es como guardar el borrador en lugar de mandar aquel email que escribiste con prisas).
  6. Practica cómo comunicar tus decisiones. Imagina que estás hablando con tus clientes y tu equipo, los más interesados. Comunica tu decisión en  50 tonos diferentes. Dilo con tristeza, gozo, miedo, rabia, deleitándote… ¿Suena real? Dilo de tantas maneras que al final, te sientas seguro de que lo digas cómo lo digas, está bien.
  7. Implementa tu decision. Sé responsable de tu éxito y tu fracaso. No tengas miedo a equivocarte porque el único error que realmente puedes cometer es no tomar una decisión.

“Está produciéndose un gran cambio para las directivas femeninas y los dirigentes en general.” Comparte Lorraine Stomski, Directora en Aon Hewitt. “Las mujeres en puestos directivos se están dando cuenta de que necesitan encontrar sus propias expectativas y niveles, no seguir definiciones arbitrarias sobre el éxito.”

Así que, cuando hay mucho en juego, me recuerdo a mí misma que si estoy involucrada y el fracaso no es una opción, éste es el momento cuando debemos dar un paso de fe y seguir nuestro instinto. (No estoy hablando solo de los CEOs y fundadores- hay que asumir el control en cada nivel a diario).

Sobre la autora invitada: Katherine von Jan es Fundadora y CEO de RadMatter, una comunidad de programadores con talento donde los estudiantes se enfrentan a retos para descubrir sus habilidades y obtener oportunidades en su carrera. Benevolente provocadora y líder creativa, el trabajo de Katherine  abarca dos décadas dentro de las 500 empresas más importantes, el emprendimiento, la identificación y atrevidas y avanzadas oportunidades para el futuro de las ciudades, la educación, el talento y el trabajo. La pasión de Katherine es ayudar a la gente a sacar su mayor potencial. Síguela en Twitter @kvonjan.

English Version Here