La mayoría de mujeres emprendedoras que he conocido son increíblemente humildes y modestas sobres sus historias a pesar de ser pioneras y fuente de inspiración para nosotras. Emprendedoras, sois nuestras mujeres inspiradoras e influenciareis más vidas con vuestras historias y palabras de lo que quizás sabéis

Por Jane Wu (Co-Fundadora y Chief Happiness Officer, Penyo Pal)

Dejémonos de tonterías; no es la típica historia de emprendimiento. Mi recorrido con Penyo Pal comenzó el otoño pasado cuando entré en una habitación con tres extraños e invirtieron dinero para que empezase mi empresa. Lo que quizá sonase como una experimento social resultó ser Next 36, una innovadora incubadora de negocios que se enfocaba en crear diferentes equipos sólidos. Sorprendentemente no hubo el sentimiento incómodo de “la primera cita” para el equipo, y los cuatro, todos recién graduados con las mismas ganas de arriesgar decidimos conseguir lo que habíamos anhelado tan fuertemente acerca de las startups.

Tras muchas noches de cafés sin no dormir y planeando, incontables quedadas en Google+ y noches que pasamos sentando las bases, creamos Penyo Pal, una empresa de educación+tecnología que combina la búsqueda en educación, diseño y juegos para crear experiencias relacionadas con el aprendizaje del lenguaje. ¿Cómo nos decidimos por este concepto “Zynga para el Aprendizaje del Lenguaje”? Fue producto de la composición casual del equipo. Los cuatro co-fundadores estábamos ilusionados por la educación y por usar la tecnología para mejorar su accesibilidad. Al haber crecido como china-canadiense, tuve problemas tratando de aprender el idioma de mis raíces. Clases, libros y podcasts… probé todos con pocos resultados, y cuando empezamos a  hablar con clientes potenciales rápidamente me di cuenta de que ese mismo problema lo tenía más gente. Cada año, los americanos y los canadienses gastan más de 2 billones de dólares para aprender un segundo idioma sin mucho éxito. Penyo Pal se centra en la creación de juegos que no sólo sirven para enseñar un lenguaje, sino también para disfrutar durante el aprendizaje; lo que llamamos Edu-jugan-do.

Como muchos de vosotros sabréis, la vida de una startup es como una gran montaña rusa de emociones y estoy agradecida a la comunidad de Women 2.0 por darme palabras de ánimo y ayudarme a compartir mi frustración en el momento que lo necesitaba. La mayoría de mujeres emprendedoras que he conocido son increíblemente humildes y modestas acerca de sus historias a pesar de ser pioneras y fuentes de inspiración para nosotras, las fundadoras de startups sois nuestras mujeres inspiradoras e influenciáis más vidas con vuestras historias y palabras de lo que pensáis.

Quiero tomarme un momento para agradecer a algunas de las mujeres inspiradoras que he tenido en mi vida:

  • Sarah Prevette, Fundadora y CEO de Sprouter and Betakit – me enseñó a pensar a lo grande y después a pensar todavía más allá.
  • Claudia Hepburn, Co-Fundadora de Next 36 – me enseñó a nunca rehuir de un gran problema por el que sientes pasión.
  • Jessica Fan, Co-Fundadora de Penyo Pal – me enseñó a adorar los tests de personalidad de Myers-Briggs.

La lista seguiría y seguiría. Soy afortunada, pero no soy la única; todas las nuevas mujeres emprendedoras que conozco me han contado cuáles son sus mujeres inspiradoras. Tus historias, tu pasión y perseverancia, tus consejos no caen en el olvido. Eres la razón por la que nosotras, mujeres, tenemos el valor de dar un paso de fe y empezar nuestras propias empresas, impactando el mundo positivamente.

Para otras mujeres que están comenzando sus empresas mi consejo es que ¡te acerques a la gente! A veces quedar 15 minutos a tomar un café o hablar por Skype con otras mujeres emprendedoras es la mejor forma de recargar pilas durante la aventura startup. Sé que cuanto más avance con Penyo Pal, habrá más altibajos de los que ahora puedo suponer, pero cuento con el apoyo de mis mujeres inspiradoras, personalmente o de manera anónima a través de Women 2.0 y ¡estoy preparada para esta aventura!

Sobre la autora invitada: Jane Wu es la Co-Fundadora y Chief Happiness Officer de Penyo Pal, una de las startups de educación+tecnología más innovadoras de Canadá. Penyo Pal combina la eduación, tecnología y el diseño para crear juegos de inmersión para enseñar idiomas a los niños.Ganadora de “Best Overall 1.0 Startup” de la Conferencia LAUNCH, una reseña en Forbes y el National Post y más de 6000 juegos de sus primer producto, Food Frenzy. Puedes contactar con Jane en jane[at]penyopal.com. Síguela en Twitter @wu_jane.

English Version Here