En una época en la que el hecho de que las mujeres destaquen se ha vuelto más común, todavía parece un misterio lo que sucede después de que una mujer sea nombrada merecidamente CEO

Por Pamela Springer (Presidenta y CEO, Manta)

Basándome en mi experiencia personal, he querido compartir los trucos y consejos que me han ayudado a mantener la concentración, lograr las metas que me propuse y transformar una empresa en un negocio exitoso que apoya a los emprendedores.

#1 – Priorizar, mantenerse centrada y comprometerse

Tal vez los momentos más difíciles para una nueva CEO ocurren durante los primeros meses, ya que son fundamentales no sólo para demostrar su liderazgo y establecer su visión, si no para obtener resultados.

Planifica con antelación tus metas para la compañía para ese trimestre en lugar de hacerlo anualmente, a continuación, aparta del camino todo lo que no esté directamente ligado a la consecución de esos objetivos. Tómate el tiempo que sea necesario para escuchar, crea un plan de trabajo basado en lo que creas que se puede lograr, asigna recursos a dicho plan y mántente concentrada.

A medida que vayas consiguiendo los primeros éxitos, ¡celébralo con toda la comañía!

#2 – Invierte en el crecimiento de tus empleados

Una de las mejores cosas de ser CEO de una empresa innovadora es que estoy rodeada de gente brillante. Manta pasó por un período de rápido crecimiento, tuvimos varios colaboradores con mucho talento que estaban listos para dar el siguiente paso en la gestión de un equipo, pero algunos de ellos eran directores por primera vez.

Para nosotros era fundamental ayudar a preparar a nuestros empleados para que fuesen grandes gerentes, así que empezamos a trabajar con un consultor que se encargaba de ayudarnos a construir un programa en torno a esa idea. Con el tiempo, contratamos a tiempo completo a un gerente de desarrollo organizacional que ha creado varios programas de formación que abordan diversos escenarios de gestión, nos ha proporcionado la comprensión y la confirmación de “lo que implica ser un gestor en Manta”, y ha establecido una base que garantiza que Manta tendrá continuidad y será competitiva en el área de gestión.

#3 – Mejora tus habilidades con experiencias externas

He tenido el privilegio de formar parte de la junta directiva de JobsOhio y la experiencia no sólo ha sido gratificante personalmente, sino que además me desafió a pensar, actuar y dirigir en una escala completamente diferente. La oportunidad de discutir y elaborar estrategias sobre las iniciativas en las que JobsOhio ha tomado parte y el impacto que tiene a la hora de incrementar el empleo en Ohio, me ha obligado a pensar en grande. Y eso no es sólo en términos de la idea, si no en términos del impacto que la idea va a tener una vez que se pone en acción.

Cuando se trata de la necesidad de provocar grandes cambios, es necesario aplicar los recursos quirúrgicamente. La idea de tomar los recursos que tienes disponible y usarlos para maximizar el impacto es algo que todos necesitamos que se nos recuerde de vez en cuando.

#4 – Nunca dejes de aprender de la experiencia

Nunca debemos dejar de aprender de nuestras experiencias, especialmente porque contienen valiosas lecciones que nos pueden ayudar a pensar de forma diferente y a dirigir de modo diferente. Un par de las lecciones más importantes que he adoptado en los últimos años son: 1) Sentirse cómoda con el hecho de que no tienes que obtener todas las respuestas por ti misma, y 2) Entender tu papel y permitir que otros sean grandes en lo que hacen.

#5 – Crea motivación y confianza en toda la empresa

En Manta, tenemos unos inversores que nos apoyan mucho y un consejo de administración muy comprometido. Tenemos empleados que se preocupan y dan lo mejor de sí mismos en el trabajo, que quieren marcar la diferencia construyendo una compañía y ayudándola a crecer. Es muy motivador para todos ser parte de algo que afecta a millones de propietarios de pequeñas empresas (y sus respectivas familias) de una manera significativa.

Hemos adquirido un gran impulso y, aunque puede que no hagamos siempre las cosas bien a la primera, tenemos una sólida trayectoria y estamos seguros de que en última instancia entenderemos como hacerlo. Esta confianza y fe en lo que estamos haciendo y el deseo de marcar la diferencia es combustible de nuestro éxito y ¡no se parece a nada de lo que yo he sido parte anteriormente!

Para todas mis colegas emprendedoras, no olvides que debes estar segura de que te apasiona la industria en la que estás entrando y céntrate en los factores estratégicos que harán que tu negocio salga adelante.

¡Te deseo suerte en todos sus esfuerzos!

Sobre la autora invitada: Pamela Springer es Presidenta y CEO de Manta, la mayor comunidad dedicada a las pequeñas empresas. Manta consiguió rápidamente una inversión de 44 millones de dólares de Norwest Venture Partners lo que elevó la financiación total de la compañía a 61 millones de dólares. Tiene más de 20 años de experiencia construyendo y haciendo crecer compañías tecnológicas. Antes de unirse a Manta, Springer ocupó puestos directivos en diversas compañías como Interliant, reSOURCE PARTNER, Litton Enterprise Solutions y Metatec.

English version here