He estado ejecutando un pequeño experimento con mi equipo en BizeeBee, al que he llamado Poornima’s Paris Plan, o “PPP”.

Por Poornima Vijayashanker (Fundadora y CEO, BizeeBee)

Siendo fundadora, es fácil querer hacerlo todo, especialmente si tienes formación técnica. Pero sólo porque tú puedas hacerlo todo, no quiere decir que debas hacerlo. Hacerlo todo no sólo contribuye a que te agotes, también puede ser muy desmotivador para tu equipo, ¡especialmente si estás haciendo las tareas para las que les habías contratado! Es una señal de que no sólo no confías en ellos, sino que además crees que son incapaces de funcionar sin ti.

Delegar es difícil, pero es necesario por tu propia cordura. He estado ejecutando un pequeño experimento con mi equipo en BizeeBee, que he llamado Poornima’s Paris Plan, o “PPP”. El objetivo de PPP es permitir que el equipo de BizeeBee trabaje sin mí durante 1 o 2 semanas al año. El desarrollo de productos continua y los clientes siguen contentos. Básicamente, el equipo debe ser casi completamente autónomo, y deben tener la libertad de tomar cualquier decisión…excepto vender la empresa, contratar o despedir empleados.

El primer año que me fui de vacaciones, el equipo aún no se había establecido totalmente, así que dividí los proyectos y les dije a todos que trabajasen duro mientras yo estuviese ausente. Esto funcionó bien, ya que no teníamos aún ningun producto en el mercado ni clientes de pago.

El segundo año, teníamos un producto en el mercado y algunos clientes de pago. Había más cosas en juego, y yo no quería que se desacelerase el progreso en el producto, así que tener un buen plan era una una prioridad en esta ocasión. Hablé con mi equipo un mes antes de irme de vacaciones, y les dije que el desarrollo del producto tendría que seguir mientras yo no estaba.

Tracé el plan para el producto y las prioridades del equipo. Ellos se encargaron de repartir el trabajo y hacer las cosas. También me aseguré de que todo mi trabajo diario fuese gestionado por al menos, una persona del equipo. El resultado final fue que el equipo funcionó muy bien, hubo algunos problemas de comunicación, pero en general fueron capaces de trabajar sin mi presencia.

El tercer año, una vez más les dije que me iba de vacaciones, y que no quería ser molestado. Ese año, quería alejarme por completo del desarrollo de los productos y de la atención al cliente. Quería que la gente pensase por sí misma y que estuviesen cómodos tomando decisiones, ¿qué mejor momento que en mi ausencia?

Ya habíamos crecido como empresa, era necesario gestionar el desarrollo de productos, la atención al cliente y no tener problemas de comunicación. Conociendo todos estos ámbitos y las prioridades de cada uno, mi equipo se puso a trabajar con un mes de antelación.

Dos semanas antes de irme de vacaciones, los pusé a prueba, disminuyendo mi disponibilidad. Cuando regresé, estaba feliz de ver que todo había funcionado extremadamente bien, y que el producto se había seguido desarrollando sin mi presencia.

La moraleja de la historia es la siguiente:

  • Comunica claramente tus necesidades a su equipo.
  • Dales una cantidad razonable de tiempo para encontrar la manera de hacer que suceda.
  • Evalua el éxito con un objetivo claro (por ejemplo, la finalización de un producto) y felicita a todos por el trabajo bien hecho.
  • Confía en ellos, haz que creen el plan de acción y permíteles cometer algunos errores.
  • ¡Quítate de enmedio! Tómate unas vacaciones o haz lo que sea que tengas que hacer.

Mientras estuve fuera hice llamadas periódicamente, pero sólo para tener conversaciones informales con mi equipo, ya sabes, decirles cuántas baguettes me había comido. Nunca tomé NINGUNA decisión ni hice ningún trabajo REAL.

Si tu equipo es incapaz de funcionar sin ti, primero piensa qué es lo que estás haciendo activamente para detenerlos. Sí, te estoy culpando a ti, la fundadora, en primer lugar. Si eres una micro-gerente, deténte. Hacer comprobaciones una vez a la semana es suficiente, a menos que se trate de un nuevo empleado. Si has dado libertad a tu equipo de la libertad y aún así no pueden trabajar sin ti, entonces es posible que tengas que volver a evaluar sus habilidades y los criterios de contratación.

Mi meta para el próximo año: ¡tomar unas vacaciones más largas!

Sobre la autora invitada: Poornima Vijayashanker es Fundadora y CEO de BizeeBee. Anteriormente, trabajó en Mint donde empezó siendo la tercera empleada en 2006 y trabajó allí hasta que Intuit compró Mint por 170 millones de dólares en 2010. Antes de trabajar en Mint, hizo un Master en Ciencias de la Computación en la Universidad de Stanford pero lo dejó para unirse a Mint. Poornima tiene doble titulación en Ingeniería Eléctrica e Informática y Ciencias de la Computación de la universidad Duke. Publica artículos en Femgineer.com y practica yoga. Síguela en Twitter @poornima.