Es fácil leer sobre algunas teorías, pero es importante aplicar lo aprendido a una salida tangible. En programación, la mejor manera es hacer un proyecto, ya sea una aplicación móvil, un sitio web o un parche para un proyecto de código abierto…lo que lleva a la siguiente etapa.

Por Michelle Sun (Graduada, Hackbright Academy)

Después de un verano de un intenso aprendizaje me siento agradecida por estar equipada con habilidades adecuadas para aprender nuevas habilidades a lo largo del camino. Aprender a programar es un proceso continuo, y es muy emocionante para mí sentir las posibilidades que proporciona.

La mejor manera de aprender y trabajar hacia el dominio de cualquier habilidad es encontrar un trabajo en ese área o crear tu propia startup. Pero yo diría que incluso en esos casos, es importante trabajar duro en nuestras habilidades al mismo tiempo.

Mi artículo está inspirado en otro llamado “Aprender a Aprender” de John Sonmez, quien detalló un enfoque sistemático para tomar el control de tu propia educación. A continuación se presenta una síntesis de mis propios pensamientos y los de John Sonmez.

#1 – Encuentra un tema en el qué estés muy interesada

Antes de la elaboración de un “plan de estudios”, es importante definir un tema que te apasione. La amplitud del tema es clave, el tema puede ser tan amplio como la informática, o más específico como el aprendizaje automático y la minería de datos. Cuanto más amplio sea el tema, menor será la profundidad con la que se estudiará.

Si eres nueva en el tema en cuestión, podría ser más inteligente centrarse en un tema muy amplio, con el objetivo de obtener una comprensión general de los diferentes aspectos del tema (por ejemplo, aprender a programar en Python puede proporcionar una visión general de varios temas en la programación incluyendo la complejidad de las estructura de datos y los diferentes algoritmos). Después de aprender sobre el tema de forma genérica, elige un tema que te interese y profundiza en él.

#2 – Define el alcance del tema

Una vez que hayas elegido el tema, llega la parte más complicada en el auto-aprendizaje: la definición del ámbito de aplicación. En la escuela, el currículo ha sido cuidadosamente diseñado y revisado para muchas clases de estudiantes, mientras que el auto-aprendizaje nos da la oportunidad de definir la velocidad de aprendizaje y la profundidad y la amplitud de conocimientos a la que queremos llegar, es importante evitar algunos escollos en el diseño de nuestro propio aprendizaje.

  • Evita ser excesivamente ambiciosa: si estás leyendo este artículo, es probable que seas intelectualmente curiosa y te preocupes por tu propia educación. Es tentador inscribirse en alguno de los cursos de Coursera (yo soy una gran fan de su web), o definir un plan demasiado ambicioso para el aprendizaje. Los psicólogos encontraron que nuestros cerebros funcionan mejor con un cierto nivel de estrés (eustress), pero es delicado encontrar el equlibrio entre el estrés y el aburrimiento.Al definir el alcance, deja un cierto margen de error y flexibilidad para que puedas obtener la recompensa de alcanzar una meta, en vez de sentirte frustrada por ir mucho más allá de tus propias capacidades.
  • El aprendizaje por el amor de aprender: Es fácil leer sobre algunas teorías, pero es importante aplicar lo aprendido a una salida tangible. En programación, la mejor manera es hacer un proyecto, ya sea una aplicación móvil, un sitio web o un parche para un proyecto de código abierto…lo que lleva a la siguiente etapa. Otras formas de aplicar los conocimientos es dar una clase o escribir un post.

 #3 – Crea un proyecto y define un problema que hay que resolver con un calendario claro

Un proyecto es una gran plataforma para aplicar el aprendizaje de cualquier tema sobre el que estés leyendo. Puede ser una serie de mini proyectos, o de ramas de una aplicación existente que ya has creado. Lo mejor es separar los proyectos de programación de las startups, ya que los proyectos de las startups suelen depender de requisitos específicos y restricciones motivadas por el mercado al que va dirigido el producto y eso puede socavar el objetivo principal de los proyectos de programación para experimentar y aprender nuevas tecnologías.

#4 – Planifica una porción de tiempo todos los días para el aprendizaje

Encontrar un tiempo fijo para trabajar en algo no sólo crea un espacio para nuestra enseñanza, sino también ayuda al cerebro a anticipar una acción repetida y a aumentar la capacidad de concentración. Al reservar ese tiempo, piensa en tu momento de máximo rendimiento. Todo el mundo es diferente, en vez de seguir estrictamente la tradición de hacerlo por la mañana o de quedarte hasta tarde como durante nuestros años universitarios, encuentra tu propio ritmo. Una vez que identifiques tu momento de máximo rendimiento, protégelo como si se tratara de una reunión de negocios, bloquea el calendario y cualquier otro compromiso para asegurarte de tener ese período de tiempo libre todos los días.

#5 – Encuentra apoyo

Un aspecto importante del aprendizaje independiente es encontrar apoyo. La comunidad tecnológica es grande y comunicativa en varias plataformas como Hacker News y StackOverflow.

Cuando inicies un proyecto, es bueno anunciarlo a algunas amigas y, de paso, obtener retroalimentación de personas que han aprendido o trabajado en áreas similares. Al alcanzar un hito, compártelo con una comunidad más amplia o publícalo en tu cuenta de Twitter o en un blog. Soy especialmente fan de escribir en un blog, ya que la escritura ayuda a organizar tus pensamientos y consolidar el aprendizaje.

Sobre la autora invitada: Michelle Sun es una reciente graduada de la Academia Hackbright. Antes de Hackbright, trabajó en startups como gerente de marketing de producto y fundó una nueva startup. Comenzó su carrera como analista de inversiones en el sector tecnológico. Cuando no está ocupada programando, le gusta practicar vinyasa yoga y leer sobre psicología. Bloguea en Hungry For Life. Síguela en Twitter en @michellelsun.

English version here