El término de moda es ‘colaboración’y por una buena razón. Colaborando se consiguen más cosas más rápido, más sólidas y frecuentemente mejores. El Nosotros > Yo es la filosofía reinante. Sin embargo, cuando se trata de la delegación, nuestras acciones no siempre reflejan el mantra de la colaboración. A continuación presento una nueva solución: la delegación dinámica.

Por Frieda Edgette (Fundadora, Novos)

Es fácil caer en la trampa de DI(A)Y (Házlo (todo) tú misma). [Insertar “Voy a hacerlo” aquí]. Con demasiada frecuencia, esto da lugar a una abrumadora lista de tareas pendientes, agotamiento e incluso resentimiento.

No todo los manuales se crean del mismo modo. No todas las situaciones son iguales. Cuando delegamos acciones a otros miembros del equipo, no sólo liberamos tiempo y espacio para nosotras mismas, también invertimos en una ventaja competitiva clave: el aumento de la capacidad colectiva.

Las ventajas de delegar

  • Cultiva y retiene talento. Dos de las principales causas del estrés son el agotamiento emocional y no ver logros medibles en el propio trabajo. Mantén a tu equipo motivado y desafiado. Delegar responsabilidades de liderazgo en un proyecto incrementa la autodeterminación de tu equipo y aumenta la competencia al tiempo que te da tiempo y energía libre.
  • Construye confianza. Delegar envía un fuerte mensaje no verbal de confianza y la confianza está unida a la rentabilidad. En “The Leadership Challenge“, los autores Kouzes y Posner citan que las organizaciones con un grado alto de confianza obtienen mejores resultados que las organizaciones con un grado bajo de confianza hasta en un 286%.

“Sí”, piensas. “Todo esto suena muy bien, pero ¿cómo puedo delegar responsabilidades eficazmente cuando las condiciones cambian constantemente? No quiero terminar rehaciendo algo que no se hizo bien. Esto sólo creará más trabajo para mí”.

Una solución: la delegación dinámica.

Delegar dinámicamente

Un enfoque que usan los equipos médicos de urgencias y que es transferible a startups tecnológicas es la delegación dinámica. Ambas operan en entornos con altos riesgos. Ambos se pueden apoyar en una cultura de aprendizaje. Ambos se basan en objetivos claros y en la comunicación constante para hacer el trabajo, si no lo hacen se arriesgan a consecuencias fatales.

Katherine Klein de la Universidad de Pensilvania ha estudiado “equipos médicos de acción extrema“. Ella y sus colegas investigadores encontraron que los equipos cuyos altos cargos delegan dinámicamente el rol de liderazgo activo en el equipo (es decir: los líderes principales dan y retiran rápidamente los roles de liderazgo en función de las condiciones) consiguen un mayor rendimiento, mayor fiabilidad y un mayor desarrollo de las habilidades. En resumen: capacidad colectiva mejorada.

5 pasos para crear un sistema de delegación dinámica

¿Eres nueva en la delegación dinámica? A continuación te presento cinco pasos para crear un sistema adecuado para tu equipo:

  1. Comprométete con objetivos comunes. Une a tu equipo en un proceso definido y en torno a un resultado ideal antes de poner a prueba la delegación dinámica. Píde a los miembros del equipo que especifiquen sus objetivos individuales, además de un objetivo de equipo compartido.
  2. Define los roles y responsabilidades. Delinea claramente cuáles son las responsabilidades (y la forma de medir los resultados) que se deben asumir cuando se tome el liderazgo: gestión de proyectos, comunicación, motivación, informes de progreso, etc. ¿Qué papel tendrá un miembro del equipo cuando tome el liderazgo por delegación…observador, mentor, etc? y ¿cómo parece en realidad?
  3. Establece principios de funcionamiento. Especifica los tipos de proyectos que están maduros para la delegación dinámica y bajo qué condiciones terminará la delegación (como una urgencia o el aumento del riesgo). Piensa en una carrera de relevos por equipos. ¿Cuándo es el momento de pasar el testigo (y volverlo a pasar de nuevo)? La agilidad y la capacidad de adaptación son claves.
  4. Comprométete a liberarte de tu ego. La delegación dinámica es un verdadero ejercicio de Nosotras > Yo. A medida que cambian las situaciones, los miembros del equipo deben ser honestos, abiertos y estar dispuestos a dejar sus egos de lado si la situación lo requiere y un miembro del equipo necesita tomar el bastón de mando. No es algo personal. Celebra los éxitos y felicita a alguién cuando lo merezca.
  5. Haz pruebas. Piensa en el Lean Startup. Crear un producto mínimo viable para tu sistema de delegación dinámico. Pónlo en acción. Recoge la retroalimentación. Haz ajustes y vuelva a intentarlo.

Delega el “Voy a hacerlo” con confianza en todo el equipo. Con el tiempo y con la práctica, la capacidad colectiva de tu equipo prosperará.

Sobre la autora invitada: Frieda K. Edgette es fundadora y CEO de Novos, una consultora de gestión del cambio y coaching que ayuda a individuos y organizaciones en transiciones estratégicas. Frieda es también fundadora de Courage to Run, una iniciativa de liderazgo dedicada al desarrollo mutuo de mujeres profesionales en los negocios y en los consejos a través de sesiones de ejercicio fisíco y comidas informales para inspirarse colectivamente. Es titulada en Psicología Organizacional y Social por la Escuela de Economía de Londres.