Financiar tu negocio mediante el bootstrapping es el paso más inteligente que puedes dar. Así, serás capaz de mantener el control, iterar más rápido y crear mejores productos

Por Equipo Editorial Ellas²

Una de las primeras decisiones (y también de las más críticas) que las emprendedoras debemos tomar es si autofinanciarnos a través del bootstrapping o si sería mejor conseguir financiación a través de capital de riesgo. En ambos casos, las consecuencias son significativas. El modo en el que financies tu empresa te ayudará a determinar las posibilidades de éxito, la escalabilidad, las perspectivas a largo plazo y, por último, la relación que establezcas con tu negocio.

Por supuesto, cada empresa emprendedora es un mundo. La única constante, sin embargo, es que el éxito depende de la capacidad para actuar con eficacia. Jay Wu asegura que sus años de experiencia como emprendedor le han enseñado que el bootstrapping es una manera poderosa, satisfactoria e inteligente de actuar con tu negocio.

Como emprendedora que ha invertido de manera significativa en su propia empresa, ella cree firmmente que el bootstrapping es la mejor opción. Si bien nunca es fácil, y no siempre es encantador, desde su punto de vista el bootstrapping te obligará a convertirte en una emprendedora más fuerte y mejor, con un negocio mucho más vibrante. Ella da 8 poderosas razones:

1. Libertad creativa. Tanto la libertad creativa como la ejecutiva de los emprendedores al comienzo de sus proyectos es increíblemente valiosa. Someter una empresa a bootstrapping con tus propios fondos protege esa libertad sin la rendición (a menudo sofocante) de una voz exterior que protege su inversión. Cuando financias tu empresa mediante bootstrapping, tú eres esa voz (y también la creadora). Incluso si lo complementas con financiación externa, el bootstrapping te permite tener mucho más control sobre tu propio negocio durante los primeros días, que son los más críticos.

2. Más pequeño = más ingenioso. Si quieres trabajar con poco capital, tendrás que empezar con poco, probar tus hipótesis con cuidado y luego crecer. A lo largo del camino, te familirizarás con tus productos, mercados y clientes; y si comentes algún error –como todos los emprendedores –serán  mucho más pequeños en cuanto a escala e impacto. Mientras tanto, aprenderás a ser una emprendedora mucho más ingeniosa y cuidadosa.

3. Mejores productos. Otra ventaja de tener un presupuesto limitado es que consigues un enfoque mayor en tus productos y servicios. La presión de tener un recorrido más corto te obligará a conseguir los productos correctamente. Cuanto estás en una situación en la que cada moneda cuenta, necesitas prestar atención a tus clientes y sus necesidades, mediante nuevas ofertas. Este conocimiento y esmero aumentarán tus posibilidades de generar ingresos y de crear una marca mucho antes.

4. Una fuerte inversión (con recompensas aún más altas). Como bootstrapper y fundadora, eres la accionista original (y única) de tu empresa. Consecuentemente, conservarás el control y la propiedad de la misma. El bootstrapping también reúne tus incentivos con el éxito de la empresa: si falla, fallas tú también; si tiene éxito, tú también lo tienes; y a mayor escala. Además, esto hace que mantengas una propiedad clara y manejable; no hay inversionistas que reclamen partes de la empresa o que se interpongan en las decisiones importantes, decisiones que tienes que tomar rápidamente en los primeros días.

5. Decisiones más inteligentes. Raramente serás tan cuidadosa con el dinero de los demás como con el tuyo propio. El bootstrapping te hará mejor administradora y te incentivará para levantar tu negocio de manera inteligente. Aprender a hacer más con menos es una de las habilidades más importantes de un emprendedor y un principio clave de los negocios del siglo XXI.

6. Mejores márgenes y beneficios. Financiar un negocio con bootstrapping es una de las mejores maneras de permanecer austera, lo que hará maravillas con tu rentabilidad y valoración. Además, las empresas que se financian con gastos bajos, suelen disfrutar de un margen de beneficio mucho más grande. Si tienes éxito y empiezas a considerar oportunidades de salida, un margen de bajo costo puede tener un impacto dramático en las ganancias, que son una base común para la valoración. Una de las maneras más convincentes de aumentar tu salida es reducir los costos: una habilidad bien conocida por los emprendedores que usan bootstrapping.

7. Un progreso más rápido. Normalmente, el bootstrapping ata en corto el camino de tu empresa. Al contar con menos dinero en efectivo, dispones de menos tiempo para conseguir que una empresa despegue. Esta es una de las mayores motivaciones para crear un producto y llevarlo rápidamente al mercado. Probar e iterar tu oferta rápidamente es una forma eficiente y rentable para desarrollar un producto. Además, aumentará con creces tus posibilidades de éxito. La inversión exterior suele reducir la presión, creando un colchón que puede añadir meses o incluso años a tu timeline.

8. Menos influencia exterior. Incrementar la inversión exterior llama mucho la atención, y más cuando los inversores son de alto perfil o el trato se publica abiertamente. Además de ser atractivo y emocionante, beneficia tu perfil de manera significativa. En cambio, los emprendedores que siguen el bootstrapping tienen una gran ventaja: pueden operar en secreto por un período de tiempo, permaneciendo “en la sombra”, ya que financian sus propios movimientos. Eso puede marcar la diferencia cuando se trata de maniobrar alrededor de los competidores y de crear un gran producto.

Nota de la editora: también te interesará leer “4 reglas del bootstrapping: emprender sin financiación externa“.

 

¿Tú tampoco quieres vivir obsesionada con la búsqueda de financiación externa y prefieres financiar tu proyecto a través de las ventas?

Participa en la II Edición de Ellas BizLab, la “tranquilizadora” de empresas promovida por Ellas Al Cuadrado. Durante la Primera Edición de Ellas BizLab hemos acompañado a 60 emprendedoras explorando el modelo que promueve la #SlowStartup y ayudado a 10 de ellas a lanzar productos y servicios digitales listos para venderse.

La Segunda Edición de Ellas BizLab dará comienzo en abril de 2017. Si estás interesada en ser una de las 20 emprendedoras seleccionadas, puedes solicitar tu participación a través de este formulario.