Un puñado de fundadores exitosos rechaza el culto a la velocidad en el mundo emprendedor. Aquí dejamos unas pinceladas sobre su filosofía a favor de un crecimiento más pausado

Por Equipo Editorial Ellas²

Parte de la razón por la que el mundo de las startups  ha desarrollado una reputación tan “glamurosa” en los últimos años es la gran velocidad a la que se mueve. En contraste con el mundo lento y burocrático de las grandes organizaciones, las empresas más jóvenes que se han convertido en las favoritas de los medios celebran el ritmo vertiginoso de su crecimeinto.  Las hazañas personales de dedicación sobrehumana a la puesta en marcha de un negocio se reportan con asombro en los titulares de grandes medios de comunicación.

Es evidente que este enfoque funciona para algunas empresas y para algunas empresarias, pero no todas las startups se sienten alineadas con este ethos de carrera desenfrenada hacia el éxito. McDonald’s y su comida rápida han encontrado el éxito, pero en su sombra ha crecido un enfoque alternativo a su estilo de alimentación: los productos locales, productos de temporada, cuidado artesanal. Probablemente hayas escuchado hablar de este movimiento: el movimiento “Slow Food”.

¿Qué empresas practican ese crecimiento sosegado en el mundo de las startups?

Jason Fried, fundador de Basecamp, por ejemplo, explicaba por qué su empresa, que ha tenido un gran éxito, ha crecido a un ritmo más lento que su máximo potencial:

“Estamos a punto de conseguir ser un negocio a largo plazo y mantener al equipo unido. Nunca negociaría por un periodo corto de tiempo para conseguir una disminución moral a largo plazo. Eso pasa mucho en el mundo de la tecnología: echan a unos y toman a otros. Me gusta mucho la gente que trabaja aquí. No quiero que los quemen. Un montón de nuevas empresas queman a algunos empleados con 60, 70, 80 horas de trabajo por semana. Ellos saben que tanto las personas o la empresa acabarán ardiendo o acabará malvendiéndose por ahí y no les importa, sólo queman sus recursos. Es como la extracción de todo el petróleo que sea posible”.

Y continuaba:

Soy fan de crecer lentamente, con cuidado, metódicamente, de no conseguir grandes logros sólo por el hecho de crecer. Creo que el crecimiento rápido es un síntoma de que hay una enfermedad. Hay una cita del gran Ricardo Semler, autor del libro Maverick, que dice que sólo dos cosas crecen por crecer: las empresas y los tumores. Tenemos 35 empleados de Basecamp, podríamos tener cientos de empleados si quisiéramos – nuestros ingresos y habilidades lo permitirían – pero creo que estaríamos peor de lo que estamos.

Fried defiende muchas cosas más en esta entrevista, incluyendo por qué su mujer de la limpieza es su modelo de negocio, pero él no es el único que está a favor de aminorar el ritmo de la actividad empresarial. Forbes también hablaba en uno de sus artículos de un sitio de ofertas diarias llamado Steals.com, refiriéndose a este negocio con un títular revelador: “La tortuga siempre ha tenido razón: siendo lento y constante se puede ganar la carrera”. En lugar de conseguir un crecimiento rápido como Groupon, Steals.com ha adoptado un enfoque más firme, según la revista Forbes, y parece estar funcionando:

En vez de bombardear a los clientes potenciales con un montón de ofertas diarias, cada sitio sólo ofrece dos ofertas al día, los productos están en stock con el envío ese mismo día, y los productos se destacan de una manera que muestra la calidad de su boutique. Es importante destacar que Steals.com ha construido una comunidad de personas que acuden al sitio regularmente. Los comerciantes que venden sus productos a través de Steals.com se han convertido en verdaderos fans de este enfoque. Sí, Steals.com también resultó rentable enseguida.

Por supuesto, con sólo 74 empleados, Steals.com es una empresa mucho más pequeña que Groupon, que cuenta con 10.000 trabajadores. Steals.com comenzó con una simple inversión de $5.000 por parte de Francis mientras que Groupon tiene casi mil millones en sólo una ronda de financiación. La retrospección es 20/20. Parece que el modelo de crecimiento más lento previsto de Steals.com puede ser el modelo más adecuado frente al modelo de hiper-crecimiento de Groupon y otras empresas.

Para ambas empresas, levantar un negocio rápidamente parece equipararse con la construcción de una estructura inestable, menos atractiva, y que tiene unos costes inaceptables a nivel vital para los seres humanos que forman parte de la empresa. Sacrificar un poco de velocidad para conseguir una perspectiva a largo plazo más saludable tiene sentido.

Nota de la editora: también te interesará leer “La “slow startup”, la startup tranquila“. Si te identificas con el modelo de empresa que promueve la Slow Startup, podemos ayudarte a avanzar con tu proyecto. Reserva ya tu primera sesión de consultoría gratis. Conoce todos los detalles aquí.

Nos hemos inspirado en este post para escribir lo que acabas de leer y publicarlo originalmente en español en Ellas², (Emprendedoras) x (Tecnología)
Adaptación de párrafos al español por María Pérez Escudero