Al emprender, como al iniciar cualquier viaje, hay muchos caminos y muchas opciones válidas a seguir para alcanzar tu meta. En el caso concreto del emprendimiento tecnológico y especialmente en el ámbito de las TICs, en demasidas ocasiones hemos asumido (muchas veces erróneamente), que la única opción que te conducirá al éxito es contar con respaldo de VCs (venture capital), capital riesgo.

En esta selección de artículos, te acercamos reflexiones que desmontan este paradigma. Porque otra manera de hacer empresa es posible. Elige tu propio camino.

  • Lo que toda emprendedora debería saber sobre financiación. A lo largo de los últimos años hemos visto una explosión de actividad en el mundo del emprendimiento y concretamente en los ecosistemas de startups. La capacidad de reunir el dinero ya no determina el destino de una persona. Con menores gastos para generar y ejecutar sitios web y adquirir y retener a los usuarios, prácticamente cualquier persona puede ponerse a programar y comenzar una empresa de alta tecnología. Sigue leyendo aquí.

 

  • Lo que debes saber antes de conseguir capital riesgo y por qué nosotros no lo queremos. No todas las rondas de financiación y adquisiciones son motivo de celebración. Lo vimos cuando pasó lo que le pasó a Lane Becker. Su compañía, Get Satisfaction, había recaudado más de 20 millones de dólares en capital riesgo (VC por sus siglas en inglés). Incluso se valoró  en 50 millones de dólares. La empresa fue adquirida recientemente, pero él y sus co-fundadores no vieron un céntimo de esa operación.  Bhavin Parikh. Fundador y CEO de Magoosh te cuenta por qué ellos han optado por un camino al margen del capital riesgo. Sigue leyendo aquí.

 

  • Un modelo de financiación “a la antigua usanza”, clave en el crecimiento de tu startup. Marc Andreessen, un importante capitalista de riesgo que forma parte del Consejo de Administración de Facebook, eBay y Hewlett-Packard, sorprendió recientemente a la comunidad startup por criticar los altos niveles de gasto y la advertencia de su inminente “vaporización” si las empresas no cambian sus hábitos. Este mensaje de preocupación es un cambio de ritmo de un  inversor que en los últimos tiempos no ha parado de refutar la idea de que estamos en medio de una burbuja tecnológica. Pero esta es una lección que aprendí al principio de mi carrera. A menudo hay una diferencia fundamental entre las empresas que se financian a través de capital riesgo y las que construyen su camino al éxito a través del bootstrapping. Sigue leyendo aquí.

 

 

  • Lograr el éxito de tu startup al margen de la industria de capital de riesgo. un fantástico artículo de Tiffani Bell (Fundadora de Pencil You In) en Model View Culture en el que explica su historia emprendedora y cómo sacó adelante su negocio sin recurrir a capital de riesgo. Ella afirma que muchos capitalistas de riesgo tienen un interés constante en la búsqueda de “el próximo Mark Zuckerberg” (sin importar lo tonta que sea la búsqueda), con lo que eso implica a la hora de que se activen sesgos inconscientes en relación con el género de los emprendedores. Tiffani sostiene que si en vez de centrar tus esfuerzos en la búsqueda de capital externo lo haces en desarrollar una buena cartera de clientes, a todos esos que contratan tus servicios o compran tus productos no les va importar que tú no seas el próximo Zuckerberg, de hecho, no les importará ni siquiera que tú no seas un hombre. Y es que tus clientes siempre se van a preocupar por el valor que les proporciona tu producto o servicio, ni más, ni menos. Sigue leyendo aquí.

 

  • El modelo de inversión de Indie.vc, una alternativa en alza. La semana pasada, en una sesión informativa de San Francisco, Bryce Roberts (su impulsor) pasó gran parte de la ronda de preguntas explicando la estructura de financiación única del modelo de indie.vc: se centra en la creación de negocios de flujo de caja sostenibles, positivos. Un modelo que se alinea muy bien con l amanera de construir empresas de las mujeres. Sigue leyendo aquí.